SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

CUBA

AL FINAL TODO SE QUEDA EN FAMILIA

VIERNES 23 DE ABRIL, 2021

En 1959, un grupo de jóvenes guerrilleros representando a una organización llamada 26 de julio entraron a La Habana, derrocaron al gobierno y dieron inicio a la Revolución Cubana. El líder del movimiento era Fidel Castro, que con apenas 32 años, se convirtió en el personaje político más importante de la isla. En ese minuto el mundo pasaba por la guerra fría, refiriéndose a la guerra de ideologías (comunistas vs capitalistas). Rápidamente el nuevo régimen decidió tomar bando y en 1961 se alineó abiertamente con el comunismo representado por Moscú. Con esta decisión, la dirigencia cubana decidió implementar el mismo sistema político que existía en la URSS, un régimen de un solo partido: El Partido Comunista. Por esto en 1965, se inventó el Partido Comunista de Cuba, siendo su primer secretario Fidel Castro (y su segundo, su hermano menor Raúl). Para ser presidente, ministro, rector de universidad, juez entre otros importantes cargos, es necesario ser miembro del partido. De esta manera, el PC se convierte en una poderosísima estructura, convirtiendo a sus dirigentes en las figuras más poderosas de todo país.

A principios de esta semana se finalizó el 8vo congreso del partido, una importante reunión a puertas cerradas que reúne a los principales miembros del PC cubano. En la reunión, se reveló la composición del Buró Político, un grupo de 14 personas encargadas de dirigir todo el partido. ¿La novedad? Raúl Castro, (quien lideraba el partido desde 2008 cuando su hermano cayó enfermo) anunció su retiro como líder del PC, siendo la primera vez desde la Revolución que un Castro no está en la primera línea de gobierno. En su reemplazo, asumió Miguel Díaz-Canel, un sesentón que Raúl eligió hace un tiempo como su sucesor, cediéndole la presidencia del país hace unos años. A pesar de este hito, no se esperan cambios importantes en el corto plazo. Se sabe que la última palabra de los asuntos importantes todavía la tiene Raúl, quien logró además poner a su yerno dentro del Buró Político. Por otra parte, el nuevo líder aseguró que serían fieles a la revolución y su continuidad, no ofreciendo mayores reformas en el área económica, que está pasando por una de las peores crisis de su historia. Lo que sí muestra novedades es la sociedad civil. La reciente llegada de internet junto con las redes sociales le hace competencia al monopolio de la  prensa del partido, pudiendo las personas expresar su descontento y organizarse de manera más fácil. Esto podría crear una gran presión a este régimen, que quizás cree cambios al dominio de más de seis décadas de la familia Castro.