SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

POLÍTICA

COLOMBIA ESTALLA

VIERNES 7 DE MAYO, 2021

América Latina es una de las zonas del planeta más afectadas por la pandemia. La debilidad económica de sus estados ha dificultado enormemente entregar ayudas eficientes para combatirla. La alta informalidad de sus economías ha desplomado los ingresos de grandes sectores de la sociedad, como también, los bolsillos de los gobiernos. Uno de los países en que esta situación se ve con claridad es Colombia. Recientes estudios muestran que, en el país de 50 millones de habitantes, el desempleo está rozando el 16% y los índices de pobreza se dispararon al 43%.

Es por esto que el gobierno del presidente Iván Duque, propuso al congreso una reforma tributaria. Su preocupación era que el alto endeudamiento y malas cifras económicas, podrían generar un empeoramiento en la credibilidad de Colombia, dificultando conseguir inversiones y financiamiento de la comunidad internacional. Una parte del recaudamiento que esta reforma esperaba conseguir afectaba directamente a las clases medias y bajas del país. Por una parte, se proponía un impuesto a la renta a sueldos desde los US$663 (463,000 pesos chilenos) junto con aumentar el IVA de servicios básicos. Estos elementos causaron bastante rechazo en varios sectores políticos y su población, provocando una gran oleada de protestas (en su mayoría pacíficas) a lo largo del país. A pesar de que Duque decidió retirar su proyecto el domingo pasado, las protestas se han mantenido firmes durante la semana, decidiendo el gobierno sacar el ejército a las calles. Las nuevas protestas reflejan que a pesar del retiro del proyecto, el descontento colombiano viene de mucho antes. A finales del 2019 y principios del 2020, semanas de protestas tuvieron al gobierno tras las cuerdas, que finalmente fue “salvado” por la pandemia. 

A lo largo de esta semana, varios organismos internacionales y estrellas musicales han llamado al estado a frenar la agresiva represión. El uso de balas por parte de la policía ha dejado al menos 20 muertos y 800 heridos. Esto ha llevado a que la intensidad de las protestas aumente, dando espacio a actos de saqueos y vandalismo en algunas partes del país.