SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

HAITÍ

CONDENADO POR LA HISTORIA

VIERNES 9 DE JULIO, 2021

La isla caribeña de La Española está dividida en dos partes: Haití y República Dominicana. Los 11 millones de habitantes que viven en Haití, han sido testigos y víctimas de una brutal corrupción por parte de toda su clase política, la desigualdad y la pobreza extrema. Atrás quedaron los tiempos en donde aquel país era considerado como un referente continental, ya que en 1804, se declara como la primera nación independiente de toda América Latina y el Caribe, gracias a una revolución liderada por su población esclava. Por esta razon, fue de las primeras naciones en todo el planeta en abolir la esclavitud. De la mano de la independencia llegó la inestabilidad, las guerras, las divisiones territoriales y los bloqueos comerciales. A principios del siglo XX, compañías estadounidenses negociaron concesiones para construir ferrocarriles y desarrollar plantaciones de plátanos. Al mismo tiempo, Citibank compró una parte importante del Banco de la República de Haití, haciendo que el interés del gobierno estadounidense por el país aumentará. Por esto, Estados Unidos envió a sus tropas para tomar control del país en 1915, nombrando a un presidente títere, retirándose dos décadas más tarde. 

Con Estados Unidos fuera de la película (aunque manteniendo una influencia indirecta), el poder cayó en manos de una dictadura en 1957, liderada por Francois “Papa Doc” Duvalier. Instalando un régimen extremadamente opresivo, tras su muerte, fue reemplazado por su hijo de 19 años Jean Claude “Baby Doc” Duvalier. Se estima que entre ambos y por efecto de sus grupos militares secuestraron, torturaron, mataron o hicieron desaparecer a 60 mil personas.Cansados de la opresión, la población se rebeló derrocando al régimen en 1986, quedando el poder en manos de militares. En 1990, por primera vez en toda su historia, Haití eligió democráticamente a Jean Bertrand-Aristide como presidente en 1990. Tras 7 meses en el cargo, fue derrocado por el ejército. Desde la primera elección democrática en 1990, el país ha tenido 20 gobiernos en 35 años, todos acusados por corrupción y hoy es considerado el país más pobre de América. 

Este miércoles, desconocidos asesinaron al presidente Jovenel Moïse, un poderoso empresario bananero. Electo en 2017, tuvo una polémica presidencia en donde fue acusado de no respetar a los otros poderes del estado, junto con estar vinculado a pandillas criminales. La constitución dice que ante la muerte del presidente, este debe ser reemplazado por el presidente de la Corte Suprema, quien murió de covid hace unas semanas. De esta manera, hay un grave vacío de poder, habiendo distintas personas reclamando ser el presidente legítimo. Al parecer las cosas no cambian para Haití, que a su perpetuo caos, este asesinato predice un futuro bastante complejo.