SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

TECNOLOGÍA

EL “BUENO” DE LA PELÍCULA

VIERNES 30 DE ABRIL, 2021

Hoy, hacer publicidad en diarios y revistas quedó en el pasado, siendo el marketing digital la estrategia preferida por las compañías dar a conocer sus empresas. Los reyes de este negocio son Google y Facebook, donde los anuncios representan un 80% y 98% de sus ventas anuales respectivamente. Su dominio del mercado se debe a la capacidad que tienen de almacenar información del usuario para luego utilizarla y poder hacer publicidad personalizada. En otras palabras, no es casualidad que cuando buscas en Google un juguete nuevo para tu perro, luego te bombardean con publicidad de estos juguetes en otras aplicaciones. Las Big Tech se han mantenido muy unidas para enfrentar la crítica y regulaciones de gobiernos alrededor del mundo con respecto a este tema. Pero como todo lo bueno llega a su fin, Tim Cook, director ejecutivo de Apple, puso mano dura diciendo que estos modelos comerciales son insostenibles. 

¿Qué tiene que ver Apple en esto? La compañía está realizando grandes cambios a la privacidad en la última actualización iOS, donde le permite a los usuarios decidir si aceptan que las aplicaciones “los rastreen” para hacer anuncios publicitarios dirigidos. Según expertos familiarizados con el tema, el negocio de Apple no se verá afectado con este cambio, ya que los anuncios en sus plataformas sólo pueden dirigirse a grupos y no a individuos. También se rumorea que los “anunciantes” que compren en el futuro un espacio publicitario con Apple, tendrán informes más detallados de un grupo de gente que si lo compran a través de terceros (Google y Facebook). ¿Entonces, porque este cambio repentino por parte de Apple?Según ellos están preocupados por la privacidad del usuario, algo que obviamente resulta difícil de creer. Apple no tiene un buscador ni una red social que puedan llenar con publicidad, pero venden anuncios en su App Store que generan alrededor de US$2 mil millones (una fracción pequeña de las ventas anuales de US$275 mil millones). La nueva actualización podría ser el asesino silencioso de su competencia, influyendo en la principal fuente de ingreso de sus competidores. ¿Tendrá Apple en sus manos, sin la necesidad de convertirse en un gigante publicitario, la varita mágica para reducir el poder de Google y Facebook?