SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

NEGOCIOS

EL CONSUMIDOR MANDA

VIERNES 6 DE AGOSTO, 2021

Tropicana, la principal marca de jugo de naranja de Estados Unidos, fue fundada en 1947 por un inmigrante italiano cuya  leyenda cuenta que llegó a Estados Unidos con 25 dólares en el bolsillo . En 1998, Pepsi compró Tropicana por US$3.300 millones. 23 años después, varias marcas de jugo, entre ellas Tropicana, fueron puestas a la venta por los mismos US$3.300 millones. 

Aparte que es un mercado que va en picada, otra de las razones que explican la venta, es que Pepsi quiere enfocarse en su creciente portafolio de opciones más saludables de bebestibles. El consumidor en los últimos años está mucho más consciente de lo que se mete en el cuerpo, buscando productos que aporten algo más que azúcar y un increíble sabor, tal como lo hacía el jugo Tropicana. Los números de los últimos años reflejan claramente este cambio, demostrado en una caída sostenida de la demanda y los ingresos generados por el consumo de jugos. 

En el último tiempo, Pepsi ha aumentado sus inversiones en las llamadas bebidas “funcionales”, producidas con ingredientes que buscan efectos positivos en el cuerpo. El año pasado, se lanzó al mercado Driftwell, una lata de agua con magnesio y L-teanina que relaja ayudando a eliminar la ansiedad. Sumado a esto, el año pasado compraron Rockstar Energy, introduciendo bebidas con cáñamo con el fin de ayudar al desarrollo de los músculos y la regeneración de tejidos. De forma complementaria a los líquidos, Pepsi se asoció con Beyond Meat para poder crear snacks y bebidas en base a plantas y ha intentado hacer sus productos estrella (como sus icónicas papas fritas Lay´s) más saludable. Estos cambios demuestran los esfuerzos de Pepsi para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo, intentando subirse a la micro antes de que sea demasiado tarde.