SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

TECNOLOGÍA

EL IMPERIO CONTRAATACA

VIERNES 26 DE FEBRERO, 2021

En el mundo de los vehículos eléctricos (EV) solo un nombre suena hace años: Tesla. Si bien, todo indicaba que nadie sacaría al rey de su trono, esta semana Lucid Motors entró a la competencia, con un auto que tiene el potencial para ser mejor. Se rumorea que una carga de la batería te permite andar más kilómetros, y que cuando se acaba, puede ser recargado más rápido que su competencia. Eso sí, hay un problema. Todavía la compañía no ha producido ningún auto. Solo tiene un prototipo por el cual ya levantó unos US$24 mil millones de dólares de capital. 

Si bien la pandemia afectó de gran manera la industria automovilística, en Europa, los EV están finalmente compitiendo codo a codo en precio con los autos de combustible. ¿Una de las razones? El apoyo del gobierno y las regulaciones que obligan a bajar las emisiones de gases contaminantes. En Estados Unidos, no pasa lo mismo, ya que no hay tanto apoyo gubernamental, pero esto no debería importar tanto. A medida que los vehículos eléctricos vayan ganando mercado, su costo irá bajando independientemente si hay subsidios o no. La aceleración del desarrollo tecnológico de baterías ha llevado a muchos expertos a decir que para el año 2024, los EV estarán en una buena posición para ganar más mercado que los autos tradicionales. 

La competencia se está haciendo cada día más intensa con muchos fabricantes como Ford, Volvo y Volkswagen, entrando al mercado eléctrico. Esto tiene a Lucid y a Tesla sin cuidado, ya que dicen que tienen la expertise de producción (por lo menos Tesla porque Lucid no ha producido ningún auto hasta la fecha). Los expertos llevan más de una década advirtiendo que esto es una burbuja, y puede que sus predicciones no estén tan mal. El mercado no le está creyendo mucho a los nuevos productores, ya que sus acciones han bajado entre un 8 a 20%. ¿Será que por fin estalla la burbuja?