SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

ECONOMÍA

EL MATEO DEL CURSO

VIERNES 22 DE ENERO, 2021

No es algo nuevo decir que la economía mundial se vio increíblemente afectada durante este año de pandemia. Las cuarentenas que pusieron casi todos los países y las restricciones en nuestra vida diaria resultaron en caídas económicas que no vivíamos hace mucho tiempo. Sin embargo, un país logró remar contra la corriente y terminar el 2020 con números azules…sí, adivinaste bien, China. A pesar de ser el lugar en donde se registró el primer contagio, las durísimas medidas de cuarentena lograron frenar la curva de casos. Si bien las cifras chinas siempre son medias turbias, las rápidas y eficientes reacciones que tomó el gobierno evitaron una segunda ola, permitiendo echar a andar la economía rápidamente. Gracias a generosos estímulos las industrias fueron capaces de adaptarse a los nuevos mercados, produciendo todo tipo de cosas que serían necesitadas por otros países durante la pandemia. Esto hizo que sus exportaciones se dispararan, generando números positivos reportados por China a finales de este (inolvidable) año. Para ponerlos en contexto: se calcula que el año pasado China exportó 224 mil millones de máscaras al mundo (casi 30 por persona).