SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

TECNOLOGÍA

EL PODER TE AYUDA HASTA CIERTO PUNTO

MARTES 11 DE MAYO, 2021

La familia Lee de Corea del Sur está detrás de una de las empresas más exitosas de las últimas décadas. Logrando adaptarse a las necesidades del mercado, Samsung comenzó como una pequeña tienda de pescado seco y logró transformarse en una multinacional con activos avaluados en más de US$529 mil millones. Estas últimas semanas ha estado en boca de muchos ya que en octubre del 2020 muere su presidente, Lee Kun-hee, viéndose la familia sometida a uno de los impuestos a la herencia más grandes de la historia. 

El conglomerado es sin duda uno de los más influyentes en el país, alcanzando en un punto, el 12% de su PIB. Pero la empresa no está exenta de polémicas, ya que muchos de sus líderes, han sido perdonados por el estado coreano por cometer algunas indiscreciones. En especial Lee Kun-hee, quien fue perdonado numerosas veces por estar involucrado en sobornar a altas autoridades del país. Sus hermanos no fueron unos ángeles tampoco, uno estando acusado por fraude, otro por tratar de engañar a su propio padre, y los últimos, por separar dos segmentos de Samsung para formar compañías propias. Como de tal palo tal astilla, si vemos un poco más de cerca, los herederos de Lee Kun-hee parecen portar el mismo destino que sus familiares de crear polémicas. Uno de sus hijos ha estado a cargo de 14 emprendimientos de internet, los que han fracasado a lo largo de un año y han sido apoyados por la empresa.


¿Por qué les contamos esto? Sin importar lo influyente que es la compañía y la cercana relación que ha tenido con su gobierno, es igual de importante que paguen sus impuestos. Tras la muerte de Lee, el estado surcoreano calculó su impuesto a la herencia en casi un 50% de su fortuna total. Esto significa que, por quizás la primera vez en la vida, su familia tendrá que ponerse de acuerdo para pagar US$10 mil millones. Los Lee tendrán 5 años para pagarlos y han dicho que van a destinar unos $900 millones adicionales para construir facilidades médicas. Además, ya se han visto varias donaciones de cuadros (Picasso, Dalí, Monet, entre otros) a distintos museos de Corea del Sur, los que disminuyen el impuesto total a pagar.