SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

STREAMING

EL QUE SABE COMPRA Y EL QUE NO VENDE

VIERNES 21 DE MAYO, 2021

La forma en que vemos series o películas ha cambiado radicalmente en los últimos años, siendo la demanda cada vez más exigente y la oferta más extensa. Si bien Netflix sigue siendo el líder del mercado, competidores como HBO y Amazon Prime intentan quitarle la corona con contenido propio de calidad y clásicos del cine antiguo. Esta semana supimos que Amazon está en conversaciones de comprar MGM por US$9 mil millones. De concretarse, sería la movida más grande de Amazon desde el inicio en la carrera por el entretenimiento y ayudaría a continuar aumentando sus suscriptores, que ya se encuentran en los 200 millones. ¿Qué gana Amazon con esta compra? Contenido y mucho estilo. MGM tiene una larga lista de títulos importantes como James Bond y Rocky Balboa, y además, tiene series de TV como Handmaid ‘s Tale (te la ultra recomendamos). MGM es un estudio con trayectoria (todos conocemos al león que aparece antes de sus películas) teniendo el prestigio necesario para ayudar a Amazon Prime a convertirse en el #1. El crecimiento de Amazon Prime es indiscutible, ya que en 2017 junto a Netflix fueron las primeras plataformas en ganar un Oscar, y este 2021, las nominaciones y estatuillas ganadas se han multiplicado. 

Esta semana también vimos que el gigante de telecomunicaciones AT&T abandonó el negocio del entretenimiento, vendiéndole sus activos de medios a Discovery. Recordemos que AT&T compró Warner Media en 2018 por US$81 mil millones, que en su cartera tenía a CNN, HBO y Warner Bros. Si a todo esto le sumamos lo que aportará Discovery, con canales como Animal Planet, Food Network y Discovery Channel, se transformará en un nuevo gigante de los medios. ¿Por qué abandona el barco AT&T? Por problemas de caja y conocimiento. AT&T obtendrá US$43 mil millones, aproximadamente la mitad de lo que pagó por Warner. AT&T ha tenido problemas manejando este negocio debido al corte de cables, la transmisión y los cierres de salas de cine por pandemias que terminó costando US$93.000 millones. La empresa buscará retomar el enfoque en la tecnología inalámbrica, volviendo a competir con Verizon y T-Mobile por la tecnología 5G. Esta venta le ayudaría a centrarse nuevamente en su especialidad, aunque ya se ha quedado atrás con respecto a sus competidores.