SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

DEPORTE

FUERA DE LAS CANCHAS

VIERNES 26 DE FEBRERO, 2021

La vida de Tiger Woods ha estado marcada por miles de éxitos dentro de la cancha de golf, posicionándolo como uno de los mejores atletas de todos los tiempos. Nacido en California en el año 1975, Tiger captó la atención del mundo del golf desde muy chico por su forma de jugar. Después de terminar el colegio, estudió economía en la Universidad de Stanford, donde jugó golf universitario. Este escenario le quedó chico, y después de ganar el US Amateur 3 veces seguidas (único jugador en lograrlo), dejó Stanford para tirarse de piquero al golf profesional en 1996. 

Sería irresponsable no mencionar que desde ese día el golf como lo conocíamos cambió para siempre (nos pusimos intensos). Su fortaleza mental y física cambiaron la percepción del golf como “un deporte para viejos”. Su raza, mitad tailandesa y mitad afroamericana, derribaron la idea de que se debía ser blanco para poder jugar. Claro, había golfistas afroamericanos antes que Tiger, pero ninguno fue capaz de producir la magia que él provocaba con su juego. Su hambre por ganar, su profesionalismo y determinación, atrajo a más personas al golf, aumentando todos los ratings de la televisión, las ventas de entradas, los montos de los contratos deportivos y las posibilidades de las minorías de ser parte del deporte. Como profesional, Tiger tuvo un gran comienzo, convirtiéndose en el número 1 del mundo en tan solo un año. Durante su carrera, mantuvo esa posición en distintos periodos por 683 semanas (casi 13 años), récord que hasta el día de hoy nadie ha roto. 

Este martes, Tiger Woods tuvo un grave accidente en Los Ángeles cuando perdió el control del auto que estaba manejando, causándole varias lesiones en las piernas. Fue trasladado rápidamente al hospital de UCLA donde lo operaron de fracturas expuestas y otras lesiones en su pierna derecha. No está claro si Tiger volverá a jugar golf y mucho menos si volverá a competir. Independiente de lo anterior, lo único importante en este minuto, es que el quizás mejor golfista y deportista de todos los tiempos está estable. La historia podría haber sido muy distinta…