SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

POLÍTICA

GOD SAVE THE BREXIT

VIERNES 1 DE ENERO, 2021

La Unión Europea (UE) es un grupo de 28 países vinculados por una alianza económica y política. Este pacto establecido en 1993 permite a sus miembros viajar y moverse por Europa sin un pasaporte. La UE tiene su propia moneda, gobierno y parlamento que toman decisiones sobre temas como el comercio, el transporte y política medioambiental. En el año 2016, luego de una elección con una participación de un 72%, el Reino Unido decidió con un 52% de los votos abandonar la Unión Europea (a pesar de que el país tenía un trato especial, pudiendo mantener su moneda propia y no estar dentro del tratado de libre fronteras). Luego de infinitas negociaciones, por fin se llegó a un acuerdo en cómo se pondrá en práctica el “Brexit”. Los términos y condiciones acordados quedaron escritos en un documento de 1,250 páginas que destaca por su aburrimiento, por lo que te filtramos lo más importante:

Viajes: en un principio no se necesitará visa para los viajeros que lo hagan por un tiempo corto, es decir 90 días. Sí será necesario tramitar la visa si quieres trabajar, estudiar o establecer un negocio en el Reino Unido.

Pesca: probablemente el punto más conflictivo durante las negociaciones se acordó que durante un periodo de 5 años y medio la UE deberá transferir un “25% del valor de lo que capture” en aguas británicas. Después de ese periodo, se establecerán negociaciones de forma anual. 

Comercio: se llegó a un acuerdo de libre comercio, sin impuestos o un límite de cantidad sobre los bienes que crucen las fronteras. Este es un punto ganador para el Reino Unido.

Gibraltar: se acordó que este pequeño territorio británico al sur de España tendrá libertad de movimiento entre ambas fronteras. Esto permitirá que los británicos que viven ahí y trabajan en España (y viceversa) lo puedan hacer sin la necesidad de una visa.

La UE es el socio comercial más importante del Reino Unido, por lo que conseguir un acuerdo tras el Brexit era una prioridad. Para que el acuerdo se convierta en ley, debe ser aprobado tanto por el parlamento británico como el europeo. El Parlamento británico ya lo aprobó por una inmensa mayoría (521 votos contra 73), mientras que el Parlamento Europeo no tuvo tiempo de ratificar el acuerdo antes de fin de año quedando como tarea para los primeros días del 2021.