SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

SALUD

LA NUEVA REALIDAD (Y EL NUEVO ESTRES)

VIERNES 5 DE MARZO, 2021

De todos los cambios que han ocurrido durante la pandemia, uno de los más impactantes ha sido la manera en que nos comunicamos. Ya sea para el trabajo, cumpleaños y hasta matrimonios, tuvimos que aprender a hablar por una pantalla. La palabra Zoom se ha convertido en un sinónimo para videoconferencia, así como Google lo es para búsquedas online. Todo ha sido tan rápido, que quizás todavía no nos hemos preguntado cuales son los efectos secundarios de las videoconferencias. Por suerte para nosotros, la gente de Stanford hizo la pega y acá te dejamos algunos consejos que te (nos) harán la vida más fácil: 

Según el estudio la cantidad de contacto visual que tenemos, como también, el tamaño de las caras a las que estamos expuestos es excesivo. En una reunión presencial, la gente está tomando notas o mirando a quien está hablando, pero muy rara vez, se siente como que todos los ojos están en ellos. Las videoconferencias crean la sensación de que todos te están escuchando y mirando, causando mucho estrés. El tamaño de las caras, en especial, cuando hablamos en reuniones de uno a uno son demasiado grandes.Nuestro cerebro está condicionado a pensar que esta cercanía es solo para personas con las que tenemos una relación íntima, por lo que se genera mucha tensión cuando hacemos zoom con un extraño. Recomendación del experto 1: Nunca dejes la ventana de la videoconferencia en pantalla entera. 

Otro punto del estudio, es que como nos vemos a nosotros mismos durante la videoconferencia, nuestra imagen nos causa fatiga. Como en la vida real nunca nos vemos cuando hablamos con otros, nos volvimos más autocríticos. Recomendación del experto 2: Deberíamos usar el botón que esconde nuestra imagen. Esto se hace apretando click derecho en nuestra imagen y seleccionando esconder.

Cuando teníamos reuniones presenciales o conversaciones por teléfono nos movíamos de lugar mientras hablábamos. Está comprobado que esto hace que nuestra habilidad cognitiva funcione más rápido. Como en zoom nos tenemos que quedar quietos en la misma posición,esto no pasa. Recomendación del experto 3: que la cámara esté más lejos para que pueda filmar toda la sala y así poder caminar, o que los asistentes a la reunión de vez en cuando apaguen la cámara para darse un break mental. 

La comunicación no verbal es esencial para la interacción humana. Muchos de nosotros nos damos cuenta de cosas gracias a los gestos y alertas no verbales subconscientemente. Esto no pasa en las videoconferencias porque tenemos que estar más alerta, por esto, la carga cognitiva es mucho mayor, generando más agotamiento. Recomendación del experto 4: para reuniones muy largas hay que apagar la cámara y darse un break no verbal para así reducir la carga cognitiva.