SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

NEGOCIOS

LA ZANCADILLA CHINA

VIERNES 9 DE JULIO, 2021

La compañía de transporte Didi (el Uber Chino) hizo su debut en la Bolsa de Nueva York el miércoles pasado, llegando a valorizarse en 68 mil millones de dólares. Esta cifra es la más alta que ha alcanzado una empresa del país asiático en una bolsa estadounidense. Para muchos inversionistas, este hito resultó ser una gran noticia y un buen precedente para poner sus dólares en compañías chinas. Pero, esta tendencia terminó por evaporarse rápidamente, cuando hace unos días los reguladores chinos se interpusieron en el camino de Didi.

El viernes pasado, reguladores chinos bloquearon el acceso para bajarse la aplicación de Didi, tras encontrar serias violaciones en la recolección y el uso de la información personal de sus clientes. Como consecuencia, la acción terminó perdiendo más de un 20% de su valor total (cerca de US$ 13.6 mil millones). De esta manera, Didi se suma a la lista de compañías chinas que han sufrido escrutinios por parte del gobierno. Muchas empresas de e-commerce, redes sociales y servicios financieros (Ant Group) han sido advertidos sobre el uso que dan a su información. A Beijing le causa preocupación que esa valiosa información vaya a caer en manos de extranjeros, y en especial, de Estados Unidos. Además, también se dice que el gobierno chino no está de acuerdo con la cantidad de poder que han logrado obtener estas compañías tecnológicas, que al final del día, pueden arriesgar el control que el régimen de Beijing ejerce sobre su población. 

En los últimos años, el gigante asiático se ha hecho notar por las grandes compañías que han desarrollado (Alibaba, WeChat y Baidu). Independiente de esto, el miedo a perder el control es más grande, demostrado en una reciente aprobación de una ley que entrega más poder al estado de acceder a la data almacenada por estas compañías. Otras posturas argumentan que el gobierno chino está extremadamente preocupado por una potencial violación de seguridad, ya que muchas de estas empresas son muy importantes en temas estructurales para el país. 

Cualquiera sea la razón, lo cierto es que esta noticia está impactando negativamente a las compañías chinas que quieren expandirse internacionalmente. El riesgo de que China siga haciendo este tipo de intervenciones, causa bastantes problemas de cara al futuro de potenciales inversiones.