SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

ARTE

LAS ACCIONES DEL ARTE

VIERNES 5 DE MARZO, 2021

Hoy, gracias a la tecnología y el acceso a la información, las posibilidades de invertir algunos pesitos son más reales que antes. Independiente de la cantidad de ahorros que tengas, siempre es mejor mover tu patrimonio que tenerlo debajo del colchón. Las diferentes plataformas de inversión te permiten comprar acciones en las empresas más grandes del mundo, meterte en la misteriosa industria de las criptomonedas e incluso invertir en proyectos inmobiliarios sin comprar propiedades completas. A estas opciones súmale Masterworks , la innovadora plataforma que te permite comprar un porcentaje (acciones) de una obra de arte. 

Masterworks, a través de algoritmos, utiliza los registros de más de un millón de subastas de arte para elegir que obras comprar (usualmente de los artistas más rentables). Una vez que compra la obra de arte, emite acciones por montos desde los US$20, limitando el porcentaje de control a un 10% de las acciones de una obra. El plazo para venderla es alrededor de 5 – 10 años y cuando esto ocurre, se dividen las ganancias proporcionalmente dependiendo de las acciones que cada inversionista posee. Como nada es gratis en esta vida, por cada obra vendida, Masterworks se lleva el 20% de la ganancia como comisión. Si bien, el historial de la empresa muestra que las ganancias superan por mucho a las pérdidas, hay ciertos detalles para tener en cuenta cuando se entra al selecto mundo del arte. Primero, no todo lo que brilla es oro. Hay obras de Van Gogh o Monet que, a través de los años, han perdido su valor. Segundo, el arte es extremadamente subjetivo, no olvidemos que un plátano pegado con scotch se vendió el 2019 por US$120.000 (casi 88 millones de pesos). 

¿Cómo ser parte del “club”? Para entrar, debes completar tus datos y agendar una entrevista telefónica con un empleado de la empresa. Una vez aceptado, debes tener US$1,000 para empezar invertir en obras que estén disponibles en ese momento. Si simplemente sabes que Picasso pone las partes del cuerpo en cualquier lado, que Botero tiene una obsesión con los gorditos o que Dalí pintó unos relojes derretidos, quizás esto no es lo tuyo. Pero si siempre quisiste meterte en el mundillo del arte o estás buscando alternativas para diversificar tu portafolio, Masterworks podría ser una buena oportunidad.