SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

NEGOCIOS

LLEGÓ EL 15%

VIERNES 11 DE JUNIO, 2021

Hace un tiempo que hemos escuchado que las Big Tech (gigantes tecnológicas) están en la mira de los gobiernos alrededor del mundo. Por esto mismo, no nos llama la atención que esta semana en una reunión del G7 (7 de los principales poderes económicos del mundo), propusieran nuevos impuestos a nivel global para las multinacionales. Hoy en día, este tipo de empresas pueden establecer sus oficinas en países que tienen bajas tasas de impuestos declarando las ganancias en aquellos territorios, independientemente del país de donde se obtengan estas ganancias. Un ejemplo claro de esto es Irlanda, que tiene una tasa de impuesto del 12,5%, mientras que otros cuentan con tasas arriba del 20%.

Esto es totalmente legal y se hace comúnmente, para que las empresas tengan una rentabilidad mayor. Entonces, ¿Qué sugiere el G7? Lo primero es que las empresas paguen más impuestos en los países donde venden sus productos y servicios, y no donde declaran sus ganancias. Lo segundo, establecer un mínimo global de tasa de impuesto del 15% y así evitar que los países compitan entre sí por atraer empresas. 

El anuncio llega en el momento justo, ya que varias de las economías a nivel mundial han sufrido un golpe duro por la pandemia. Esta propuesta ayuda a minimizar la competencia y abre la oportunidad para estos países a recibir millones de dólares extra para amortiguar un poco los daños. Las Big Tech se mostraron a favor de lo planteado, reconociendo que les corresponde pagar más impuestos. Eso sí, las negociaciones y la puesta en marcha pueden tomar un tiempo largo, ya que todavía tenemos que escuchar la opinión del grupo G20 (estando presente potencias como China, India, y Rusia) quienes tienen planeado juntarse en julio de este año.