SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

POLÍTICA

LO BUENO, LO MALO Y LO FEO

VIERNES 22 DE ENERO, 2021

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump pasará a la historia como uno de los más controversiales en pisar la Casa Blanca. Hoy, es parte del grupo de 11 presidentes en ejercicio que no han logrado la reelección y el único en sufrir dos procesos de destitución durante su mandato. A pesar de todo esto, abandona la presidencia con un 39% de aprobación. Para entender un poco más de su presidencia y su legado, acá te dejamos algunos de los hitos que marcaron estos últimos cuatro turbulentos años.

Mundo:  la línea dura contra China, la eliminación del líder de ISIS y que varios países árabes reconocieran a Israel como país se encuentran entre sus aciertos. Pero, tuvo tensiones con muchos líderes de países aliados y apoyó abiertamente a gobiernos autoritarios como el de Vladimir Putin, causando varias levantadas de ceja.

Política Local: de las pocas cosas que fueron apoyadas por distintos sectores políticos fue la reforma al sistema penitenciario de finales del 2018. El proyecto de ley ofrece reducción a sentencias exageradas, mejores programas de rehabilitación (reduciendo la reincidencia) y normas que mejoran las condiciones carcelarias. El haber nombrado tres jueces de la super influyente Corte Suprema (y otros 220 jueces federales) tendrá un efecto en futuras sentencias. Por otro lado, las 400,000 muertes provocadas por el coronavirus y las críticas por el mal manejo de la crisis, empañarán su legado. 

Economía: uno de sus puntos fuertes fue tener la cifra de desempleo más baja en décadas y también un crecimiento económico constante, que se frenaría en el 2020. La ley de impuestos aprobada en 2017 no logró generar el aumento de inversiones que prometía, pero si bajó impuestos, aliviando la carga fiscal de muchas personas de bajos ingresos. Ej: Una pareja casada tenía que pagar impuestos por ingresos superiores a los USD 12,700 y ahora solo tiene que hacerlo por montos superiores a los USD 24,800.

Finalmente, el cambio de mando resultó de forma tranquila. Trump obviamente se hizo notar al romper la tradición de no ir a la ceremonia de cambio de mando, convirtiéndolo en el primer presidente desde 1869 en hacerlo. Tras tomar el Air Force One horas antes que Biden lo reemplazara,  el ahora expresidente vive sus primeras horas como ciudadano en Mar-A-Lago cerca de Miami, en donde probablemente irá a jugar golf al club que tiene su nombre.