SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

POLÍTICA

RESULTADOS INESPERADOS

VIERNES 23 DE JULIO, 2021

Al igual que las recientes elecciones del último tiempo, las primarias del domingo pasado dieron varias sorpresas, teniendo importantes implicaciones en la ya desatada carrera hacia La Moneda. En ambos bloques ganaron dos candidatos que no pintaban ser los favoritos del electorado: Gabriel Boric y Sebastán Sichel. Estos dos personajes son un claro reflejo de las nuevas tendencias, quedando claro que la gente prefiere candidatos jóvenes (Boric tiene 35 años y Sichel 43). 

Los inesperados resultados fueron un balde de agua fría para la situación política que está atravesando la Unidad Constituyente (ex concertación), ya que esperaban un triunfo de candidatos más extremos políticamente (Jadue y Lavín), transformando la carrera presidencial en un asunto mucho más competitivo. Al no participar en las primarias, la candidata PS y PPD Paula Narváez, quedó marginada de la propaganda y los debates que fueron un éxito en rating, no pudiendo repuntar sus números. Mientras que Yasna Provoste, fue forzada por sus cercanos a revelar sus intenciones con respecto a su ambición presidencial, lo cual prometió hacer durante el día viernes 23. 

Otra de las grandes sorpresas de la jornada fue la alta participación electoral, con más de tres millones de votos (cerca del 20% de los inscritos). Las cifras fueron un récord de participación, en la que vendría a ser ser tercera primaria presidencial hecha en la historia de Chile. Por otra parte, las diferencias de votaciones entre el bloque Apruebo Dignidad (1,750,889) y Chile Vamos (1,343,892) fueron bastante menores de las estimadas. Así, Sichel y Boric ya pueden dedicarse de lleno a planear su campaña para obtener la presidencia, pero hay dos eventos que tienen en la mira. Por una parte, el anuncio de José Antonio Kast que competirá en noviembre podría sacarle votos a Sichel, dificultando su misión de pasar a segunda vuelta. Mientras que una potencial candidatura presidencial de la Lista del Pueblo, podría afectar los votos del Magallánico. A pesar de todas estas sorpresas, hay un hecho que parece no variar con los resultados: la contienda está más abierta que nunca y es muy difícil predecir quién asumirá la presidencia el 11 de marzo de 2022.