SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

POLÍTICA

TRATADOS EN TIEMPOS DE CÓLERA

VIERNES 22 DE ENERO, 2021

Días antes de dejar el poder, Michelle Bachelet firmó el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico. Mejor conocido como TPP-11, es un acuerdo comercial que tiene como intención profundizar las relaciones económicas de Chile con otros países que tienen costas que dan al Océano Pacífico (Australia, Brunei-Darussalam, Canadá, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam). Pero, para que el tratado tuviera efecto, era necesario ser confirmado por el Congreso. Aunque pudo pasar la prueba en la Cámara de Diputados (al borde del rechazo), las cosas se enredaron en el senado, en donde iba a ser votado en los últimos días de octubre de 2019.  El estallido social le quitó protagonismo y el tratado pasó a convertirse en un grafiti popular que mostraba el descontento de los que protestaban. Además, las redes sociales mostraban una fuerte campaña en su contra, ya que se decía que afectaría la soberanía de Chile al darle un rol importante a las multinacionales. ¿Por qué? El tratado permite que las empresas puedan demandar directamente al estado de Chile, sobre distintos temas, lo que argumentan que dejaría al país vulnerable. 
 

Gracias a las dificultades económicas vividas por la pandemia, el presidente decidió usar su poder para darle prioridad al proyecto, es decir, que se vote lo antes posible. Según el ejecutivo, mientras más tiempo pase sin ser aprobado el proyecto, peor es el efecto económico para Chile, ya que quedarían millones de dólares sobre la mesa. Con respecto a las acusaciones que podría afectar la soberanía nacional, se responde que de ser así, no haría sentido que los otros países hayan aceptado el tratado, porque también les afectaría. La presidenta del Senado finalmente no priorizó el proyecto, diciendo que sería votado en marzo, haciendo oídos sordos a La Moneda. Así, el gobierno tiene una tarea difícil por delante, en donde tendrá que explicar y convencer de los posibles beneficios, para poder echar a andar el tratado firmado por el gobierno anterior.