SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

DEPORTES

UN FINAL AMARGO

MARTES 13 DE JULIO, 2021

Para todos aquellos que nos gusta el fútbol, una final de un partido tan importante como la Eurocopa, es un dulcecito. Poder presenciar a los mejores del mundo dejando todo en la cancha, es una de las cosas que más nos gusta a quienes somos hinchas. El domingo pasado, Italia venció a Inglaterra por penales, finalmente levantando la copa después de 58 años y convirtiendo a sus jugadores en dioses. Los jugadores ingleses en cambio están siendo fuertemente abusados con ataques racistas en las redes sociales por haber perdido el partido. Escudadas detrás de una pantalla, miles de personas han enfocado su ira en tres jugadores afrodescendientes que fallaron en la tanda de penales: Bukayo Saka (19), Jadon Sancho (21) y Marcus Rashford (23). 

Las críticas a los jugadores por su rendimiento es algo imposible de evitar, pero resulta inaceptable y repudiable que esto se asocie al color de su piel. La enorme cantidad de comentarios racistas en plataformas sociales hacia los jóvenes jugadores ingleses dan cuenta de la gravedad del asunto. Si bien, los controladores de estas plataformas dicen que estas son necesarias para establecer una cercanía entre los futbolistas y sus fans, se les critica una falta de regulación en cuanto a comentarios que incitan violencia. Incluso, algunos proponen que las RRSS deberían tener un rol activo en desenmascarar y condenar de alguna forma a los agresores, de forma de hacer entender que lo que hacen está mal. El fútbol es el deporte más popular del mundo, por lo que para evitar este tipo de episodios se necesita el trabajo de todos. Los clubes, las federaciones, jugadores, público, auspiciadores y las RRSS, deben trabajar en conjunto para condenar y combatir todo tipo de discriminación.