SUSCRIBETE

LA DOSIS

CONTACTO

NEGOCIOS

UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO

VIERNES 30 DE JULIO, 2021

Esta semana salió a la bolsa Robinhood, una fintech que permite que gente común y corriente tenga acceso a la compra y venta de acciones, criptomonedas entre otros instrumentos financieros. Lo importante de esta noticia es que el camino a la Oferta Pública de Acciones (OPA) no fue el que tradicionalmente toman las compañías, demostrando su intención de facilitar que las personas tengan mejores condiciones a la hora de invertir. 

Usualmente, las compañías tienden a reunirse en privado con inversores institucionales (proceso conocido como “roadshow”), siendo muy influyentes en el futuro valor de la acción en el mercado. La semana pasada, los ejecutivos de Robinhood realizaron una presentación pública en donde presentaron la compañía a potenciales inversores antes de hacer su OPA. De esta manera, la compañía está siendo fiel a su misión de democratizar el acceso al mercado financiero, reservando el 35% de sus acciones ($770 millones) para usuarios de su plataforma antes de que puedan comercializarse en el mercado. Esto rompe nuevamente con la tradición, ya que este beneficio de compra suele ser entregado a los hedge funds y fondos mutuos. Todas estas medidas tienen en mente a los inversionistas más chicos, al entregarles condiciones ventajosas para invertir y poder capitalizar sobre las acciones que han comprado

Esta semana, la compañía salió a la bolsa y levantó unos 2 mil millones de dólares en capital, generando muchas expectativas para ver si este nuevo modelo de inversiones resulta exitoso.